Cámara aprueba receta médica como permiso para autocultivo de Cannabis!

Información Legal Medicina Cannabica

Proyecto busca evitar que plantas usadas para fabricar aceites y productos con fines medicinales, sean requisadas por las policías.

La Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que valida la receta médica como permiso para la la tenencia y cultivo de plantas de marihuana, con fines terapéuticos, en los hogares.

La moción de la diputada Karol Cariola (PC) plantea una modificación al Código Sanitario, para regular “la fabricación de productos derivados de especies, subespecies y variedades del género cannabis, destinados a la atención de un tratamiento médico”. Para ello, las terapias elaboradas en base a marihuana deberán ser prescritas por un médico, a través de una receta que especifique el diagnóstico del paciente, el tratamiento y la forma de administración, la que “en ningún caso podrá ser mediante combustión”.

Asimismo, el proyecto estipula que la receta médica -siempre y cuando detalle la dosis, la duración del tratamiento y corresponda a alguna de las enfermedades susceptibles de ser tratadas con productos cannábicos- constituirá autorización suficiente para lo dispuesto en el artículo 8 de la ley N° 20.000, que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas. Así, cumpliéndose las condiciones descritas, los pacientes quedarán autorizados para la siembra, cultivo y cosecha de plantas de marihuana, sin arriesgar las penas de presidio que establece la citada norma.

“A las familias que cultivan con fines terapéuticos, las policías les incautan, los criminalizan, los detienen y les quitan sus medicamentos antes de acreditar que existe crimen. Muchas veces a los cultivadores se les trata como microtraficantes. Eso buscamos evitar”, dijo Cariola.

Debate

La iniciativa, que avanzó a su segundo trámite y fue calificada como “histórica” por algunos diputados, instaló el debate entre los expertos sobre los reales beneficios del uso medicinal de la marihuana y los efectos que podría tener la norma, en términos de una masificación del autocultivo sin fines terapéuticos.

Para el jefe de la Unidad de Adicciones de la Clínica Siquiátrica de la U. de Chile, Carlos Ibáñez, la aprobación de la iniciativa es “un grave error. Se está legislando sobre una sustancia que no se ha probado que sea beneficiosa para la salud. El error es dar por sentado la utilidad terapéutica de la planta completa, pues lo que existe son estudios de algunos componentes con resultados positivos. Y lo que sí está claro, es que presenta muchos eventos adversos. No se está considerando la evidencia científica para tomar decisiones de salud pública”.

En la misma línea, la neuropediatra Viviana Venegas, past president de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y la Adolescencia, Sopnia, indicó que “a los pacientes que buscan alivio no se les está solucionando el problema de salud y los estamos mandando a preparar sus propios remedios, con una receta médica, lo que me parece medieval. Existen tratamientos efectivos y seguros que se usan en el mundo moderno”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Pediatría, Humberto Soriano, agregó que “los diputados se han tragado el anzuelo sin poner atención al conocimiento demostrado y definitivo de que la marihuana le hace mal a los niños. Esto es volver al siglo XIX, cuando se usaba extractos de opio para pacientes con cáncer. Los niños merecen medicamentos cuya concentración y elaboración sea conocida”.

Lo anterior fue refutado por el médico Sergio Sánchez, magíster en Salud Pública y director de la ONG Latinoamérica Reforma, quien afirma que “la planta tiene una sustancia que son los canabinoides, que tienen acción sobre las personas como analgésico, antináuseas y vómitos, inductores de sueño y controlan las epilepsias refractarias. De eso hay suficiente evidencia”.

A su vez, Paulina Bobadilla, fundadora de la agrupación Mamá Cultiva, contó que “nosotros cultivamos y usamos cannabis para aliviar el sufrimiento de nuestros hijos, que no tuvieron ninguna mejoría con la medicina tradicional y sí con una planta”.

Por otra parte, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI), planteó que para evitar un mal uso de la iniciativa es necesario tener un control de los pacientes que harán los cultivos y adelantó que harán indicaciones a la norma. “Nosotros votamos a favor del uso de la cannabis como medicamento terapéutico, pero creemos que debe existir un registro de las personas que van a poder obtener recetas médicas para el autocultivo”.

 

Fuente: La tercera

El conocimiento es poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *