ISP bloquea producción de medicamento chileno hecho a base de cannabis

Información Legal

El ente público no renovó la autorización para su fabricación. Según cifras de la Fundación Daya, 2.500 pacientes deberán interrumpir su tratamiento con el fitofármaco chileno por nuevo bloqueo del ISP. Organizaciones sociales y asociaciones de pacientes solicitaron autorización para manifestarse el día miércoles 11 de septiembre.

En la jornada de ayer, el Instituto de Salud Pública (ISP), retrasó la autorización para la fabricación de una nueva partida del primer medicamento a base de cannabis de Chile y de toda América Latina. Esta había sido solicitada por Knop Laboratorios el pasado 25 de abril de 2019.

El organismo regulador ya había autorizado la fabricación del fitofármaco, llamado Cannabiol, en febrero de 2018 para destinarse a pacientes que lo soliciten junto a sus médicos tratantes, con su respectiva receta médica y una estricta farmacovigilancia que debe realizar el laboratorio, bajo supervisión del ISP. Sin embargo, dicha autorización consideró la fabricación de 3.600 unidades, las que se agotaron en Agosto de 2018, causando la misma situación de desabastecimiento y provocando a algunos pacientes la interrupción temporal de su tratamiento. Este hecho generó angustia entre la comunidad de pacientes en tratamiento, que en aquel momento sumaban alrededor de 500 personas, muchos de ellos, pacientes oncológicos.

Según cifras de la Fundación Daya, la medida afectaría alrededor de 2.500 pacientes, quienes deberán interrumpir su tratamiento. “Aquí se está vulnerando el derecho a la salud de los pacientes que han encontrado en el uso de Cannabiol una importante mejoría en su calidad de vida, sin presentarse efectos adversos significativos. El camino judicial deberá ser el mismo que el propuesto el año pasado, con el fin de evitar que esta situación siga afectando a los pacientes que están actualmente en tratamiento. Esta situación también vulnera el derecho al acceso igualitario a la salud de pacientes que están por iniciar sus tratamientos con Cannabiol” afirmó la Directora Ejecutiva de la institución, la actriz Ana María Gazmuri.

Por su parte, Paulina Bobadilla, presidenta de Mama Cultiva y miembro del COSOC de Qulicura señala: “Esta medida también afecta a los pacientes que forman parte de programas municipales de cannabis medicinal, a los que acceden gratuitamente, como es el caso de Quilicura; sin ir más lejos, el pasado viernes se lanzo el libro “Valientes”, que recoge testimonios de mujeres de Quilicura que forman parte del programa, en el que se da cuenta de los excelentes resultados que el uso de Cannabiol ha significado para esta comuna”.

De igual manera, el Dr. Diego Cruz de la Fundación Daya, afirma que el uso de Cannabiol, “de acuerdo a mi experiencia clínica es muy efectivo para pacientes con dolor crónico refractario a otras tratamientos”.

Debido a esta decisión, organizaciones sociales y asociaciones de pacientes solicitaron a la Intendenta de la Región Metropolitana la autorización para manifestarse frente al edificio del ISP el día miércoles 11 de septiembre a las 11:00 horas.

¿Qué es el Cannabiol?

Se trata un fitofármaco, es decir, un producto obtenidos por procesos tecnológicamente adecuados, empleando exclusivamente materias primas vegetales, con finalidad profiláctica, curativa, paliativa o para fines de diagnóstico, según la definición de la OMS.

Es el primero en ser fabricado a base de cannabis en Chile y en América Latina. Según Fundación Daya, “cuenta con un estudio clínico fase I concluido y tres estudios clínicos fase II en curso para comprobar su efectividad para el manejo del dolor en pacientes oncológicos y en pacientes con fibromialgia”.

Asimismo, Cannabiol cuenta hoy con una permiso provisional para uso personal de medicamentos sin registro sanitario, que permite a pacientes acceder al producto con prescripción médica retenida y la gestión de su médico tratante que lo solicita.

Fuente: La Tercera

El conocimiento es poder.
  •  
  •  
  •