post-03

La ansiedad es la respuesta natural de su cuerpo al estrés. Es un sentimiento de miedo o aprensión por lo que está por venir. El primer día de clases, ir a una entrevista de trabajo o dar un discurso puede hacer que la mayoría de la gente se sienta temerosa y nerviosa.

Pero si sus sentimientos de ansiedad son extremos, duran más de seis meses y están interfiriendo con su vida, es posible que tenga un trastorno de ansiedad.

¿Qué son los trastornos de ansiedad?

Es normal sentirse ansioso por mudarse a un nuevo lugar, comenzar un nuevo trabajo o tomar un examen. Este tipo de ansiedad es desagradable, pero puede motivarlo a trabajar más duro y a hacer un mejor trabajo. La ansiedad común es un sentimiento que aparece y desaparece, pero que no interfiere con su vida diaria.

En el caso de un trastorno de ansiedad, la sensación de miedo puede estar contigo todo el tiempo. Es intenso y a veces debilitante.

Este tipo de ansiedad puede hacer que deje de hacer las cosas que disfruta. En casos extremos, puede impedirle entrar en un ascensor, cruzar la calle o incluso salir de su casa. Si no se trata, la ansiedad seguirá empeorando.

Los trastornos de ansiedad son la forma más común de trastorno emocional y pueden afectar a cualquier persona a cualquier edad. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría , las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de ser diagnosticadas con un trastorno de ansiedad.

¿Cuáles son los tipos de trastornos de ansiedad?

La ansiedad es una parte clave de varios trastornos diferentes. Éstos incluyen:

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La ansiedad se siente diferente según la persona que la experimenta. Los sentimientos pueden variar desde mariposas en el estómago hasta un corazón acelerado. Es posible que se sienta fuera de control, como si hubiera una desconexión entre su mente y su cuerpo.

Otras formas en que las personas experimentan ansiedad incluyen pesadillas, ataques de pánico y pensamientos o recuerdos dolorosos que no puede controlar. Puede tener un sentimiento general de miedo y preocupación, o puede tener miedo de un lugar o evento específico.

Los síntomas de ansiedad general incluyen:

  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • respiración rápida
  • inquietud
  • problemas para concentrarse
  • dificultad para conciliar el sueño

Sus síntomas de ansiedad pueden ser totalmente diferentes a los de otra persona. Por eso es importante conocer todas las formas en que se puede presentar la ansiedad. Lea acerca de los muchos tipos de síntomas de ansiedad que puede experimentar.

¿Qué es un ataque de ansiedad?

Un ataque de ansiedad es un sentimiento abrumador de aprensión, preocupación, angustia o miedo. Para muchas personas, un ataque de ansiedad se desarrolla lentamente. Puede empeorar a medida que se acerca un evento estresante.

Los ataques de ansiedad pueden variar mucho y los síntomas pueden diferir entre las personas. Esto se debe a que los numerosos síntomas de ansiedad no le ocurren a todos y pueden cambiar con el tiempo.

Los síntomas comunes de un ataque de ansiedad incluyen:

  • sentirse débil o mareado
  • dificultad para respirar
  • boca seca
  • transpiración
  • escalofríos o sofocos
  • aprensión y preocupación
  • inquietud
  • angustia
  • miedo
  • entumecimiento u hormigueo

Un ataque de pánico y un ataque de ansiedad comparten algunos síntomas comunes, pero no son lo mismo. Obtenga más información sobre cada uno para que pueda decidir si sus síntomas son el resultado de alguno.

¿Qué causa la ansiedad?

Los investigadores no están seguros de la causa exacta de la ansiedad. Sin embargo, es probable que influya una combinación de factores. Estos incluyen factores genéticos y ambientales, así como la química del cerebro.

Además, los investigadores creen que las áreas del cerebro responsables de controlar el miedo pueden verse afectadas.

La investigación actual sobre la ansiedad está profundizando en las partes del cerebro que están involucradas con la ansiedad. Obtenga más información sobre lo que están encontrando los investigadores.

¿Existen pruebas que diagnostiquen la ansiedad?

Una sola prueba no puede diagnosticar la ansiedad. En cambio, un diagnóstico de ansiedad requiere un largo proceso de exámenes físicos, evaluaciones de salud mental y cuestionarios psicológicos.

Algunos médicos pueden realizar un examen físico, que incluye análisis de sangre u orina para descartar afecciones médicas subyacentes que podrían contribuir a los síntomas que está experimentando.

También se utilizan varias pruebas y escalas de ansiedad para ayudar a su médico a evaluar el nivel de ansiedad que está experimentando.

Ansiedad y depresión

Si tiene un trastorno de ansiedad, también puede estar deprimido. Si bien la ansiedad y la depresión pueden ocurrir por separado, no es inusual que estos trastornos de salud mental ocurran juntos.

La ansiedad puede ser un síntoma de depresión clínica o mayor. Asimismo, un trastorno de ansiedad puede desencadenar un empeoramiento de los síntomas de la depresión.

Los síntomas de ambas afecciones se pueden controlar con muchos de los mismos tratamientos: psicoterapia (asesoramiento), medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Ansiedad y estrés

El estrés y la ansiedad son dos caras de la misma moneda. El estrés es el resultado de demandas en su cerebro o cuerpo. Puede ser causado por un evento o actividad que lo pone nervioso o preocupante. La ansiedad es la misma preocupación, miedo o malestar.

La ansiedad puede ser una reacción a su estrés, pero también puede ocurrir en personas que no tienen factores estresantes evidentes.

Tanto la ansiedad como el estrés provocan síntomas físicos y mentales. Éstos incluyen:

  • dolor de cabeza
  • dolor de estómago
  • latidos cardíacos acelerados
  • transpiración
  • mareo
  • nerviosismo
  • tension muscular
  • respiración rápida
  • pánico
  • nerviosismo
  • dificultad para concentrarse
  • ira o irritabilidad irracional
  • inquietud
  • insomnio

Ni el estrés ni la ansiedad son siempre malos. En realidad, ambos pueden proporcionarle un pequeño impulso o incentivo para lograr la tarea o desafío que tiene ante sí. Sin embargo, si se vuelven persistentes, pueden comenzar a interferir con su vida diaria. En ese caso, es importante buscar tratamiento.

Las perspectivas a largo plazo para la depresión y la ansiedad no tratadas incluyen problemas de salud crónicos, como enfermedades cardíacas. Aprenda por qué ocurren la ansiedad y el estrés y cómo puede manejar las condiciones.

Ansiedad y alcohol

Si está ansioso con frecuencia, puede decidir que le gustaría tomar una copa para calmar los nervios. Después de todo, el alcohol es un sedante. Puede deprimir la actividad de su sistema nervioso central, lo que puede ayudarlo a sentirse más relajado.

En un entorno social, esa puede parecer la respuesta que necesita para bajar la guardia. En última instancia, puede que no sea la mejor solución.

Algunas personas con trastornos de ansiedad terminan abusando del alcohol u otras drogas en un esfuerzo por sentirse mejor con regularidad. Esto puede crear dependencia y adicción.

Puede ser necesario tratar un problema de alcohol o drogas antes de poder abordar la ansiedad. En última instancia, el uso crónico o prolongado también puede empeorar la afección. Lea más para comprender cómo el alcohol puede empeorar los síntomas de ansiedad o un trastorno de ansiedad.

¿Pueden los alimentos tratar la ansiedad?

Los medicamentos y la psicoterapia se utilizan comúnmente para tratar la ansiedad. Los cambios en el estilo de vida, como dormir lo suficiente y hacer ejercicio con regularidad, también pueden ayudar. Además, algunas investigaciones sugieren que los alimentos que consume pueden tener un impacto beneficioso en su cerebro si experimenta ansiedad con frecuencia.

Estos alimentos incluyen:

  • salmón
  • manzanilla
  • cúrcuma
  • chocolate negro
  • yogur
  • té verde

Lea más sobre las muchas formas en que estos alimentos pueden mejorar la salud de su cerebro y reducir su ansiedad.

Fuente: HealthLine
Foto: Pxhere